domingo, 21 de abril de 2013

Nunca sabes qué esconde cada persona

Nunca sabemos que hay detrás de cada persona. Cuáles son los sueños que tiene cada uno. Eso es algo que jamás podremos adivinar a simple vista. Esa mujer sonriente que te encuentras en la panadería todas las mañanas puede padecer una enfermedad que le asegura menos de un año de vida. Por eso sonríe. Porque sabe que tiene una ventaja: ella puede apreciar todo lo que tiene, mientras que los demás viven pensando qué más podrían tener. El cartero que pasa todos los días frente a tu puerta con el ceño fruncido puede ser un experimentado escalador que se ha jugado la vida varias veces. Por eso, hay que respetar a todas las personas, sean como sean. Porque nunca sabes qué guardan en su interior.

Este relato se me ocurrió hace unos días, mientras miraba por la ventanilla volviendo a casa en autobús.

No hay comentarios: